26 de septiembre de 2016

Mermelada de Ciruela



Y seguimos con el tema de las ciruelas, este fruto acidito y delicioso que pude aprovechar al 100% tanto en bebida como en esta mermelada que salió riquísima y que la usamos para untar sobre un pan de miel integral hecho en casa.


Como ya saben, en nuestra visita al rancho, pudimos cosechar este delicioso fruto y de tantas que trajimos, me puse a separarlas por su madurez y las aproveché para hacer limonada de ciruela y en este caso, esta deliciosa mermelada.  Las demás las refrigeré para que pudieran durar un poco más y no desperdiciar nada.

Nunca la había probado y me encantó.  Y mejor aún, son orgánicas, libres de pesticidas y demás... lo cual es muy importante para su sabor...

Algunas amigas tuvieron la oportunidad de probarla y les encantó, esa es mi mayor satisfacción cuando preparo algo.


Ingredientes:
2 1/2 tazas de ciruela roja o negra picadas
1/2 taza de azúcar mascabado

En una ollita colocamos las ciruelas picadas (yo las dejé en trozo mediano y como estaban muy maduras con tan sólo apretarlas salía el hueso y pude quitarles un poco de piel)

Agregamos la media taza de azúcar mascabado.  Generalmente se utiliza una taza para preparar mermelada pero ya me conocen, siempre le bajo a la cantidad de azúcar y salió perfecta pues entre más madura esté la ciruela se necesitará menos azúcar.  Les sugiero que la vayan probando, esto es a su gusto.

Dejamos a fuego medio mezclando de vez en cuando y cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y dejamos que suelte todo su jugo, dejamos hervir de 10 a 15 minutos mezclando ocasionalmente.

Yo no logré que espesara demasiado ya que estaban muy maduras y soltaron muuuucho su jugo y así me gustó pues no quise dejarla más tiempo para que no fuera amargarse.


Dejamos enfriar por completo para proceder a envasar.


Y disfrutarla en una rebanada de pan tostado.









15 de septiembre de 2016

Limonada con Ciruela



En nuestra visita relámpago para descansar en el rancho, el último día de nuestra estancia, dimos una caminata corta para cortar algunas ramas de hierbaniz y tener en casa para preparar té que tanto les gusta.

Pizcamos las pocas manzanas que se dieron esta vez y cuál fue nuestra sorpresa que estaban dos árboles de ciruela repletos de su brillante y colorido fruto clamando cortarlas. Llenamos dos bolsas grandes y como no se pudo llevar cierta cantidad para compartir con la familia, decidí refrigerarlas para que no me ganara su madurez así que usé las maduras para preparar mermelada y así conforme fueran saliendo les dábamos un buen uso.


Nunca hubiera imaginado esa combinación en una limonada pero la verdad es que es exquisita, acidita, a mi familia les encantó tanto... que la preparé varias veces, seguro a ti también te encantará.


Ingredientes:

10 ciruelas rojas o negras maduras partidas a la mitad y sin hueso
7 tazas de agua o más
7 limones, su jugo
Azúcar mascabado al gusto
Hielo


Primero, exprimimos los limones y reservamos su jugo.

Después, preparamos la licuadora y agregamos las ciruelas partidas a la mitad y sin hueso.  Las mías, de tan maduras que estaban, sólo las apretaba y salía el hueso.
Licuar por unos minutos hasta que estén bien molidas y colar para que no haya restos de la delgada piel que las cubre.

Yo no necesité agregar agua a la licuadora pues estaban muy jugosas pero si necesita un "empujón" puedes agregar un poco para que se licúe bien, por eso es importante que estén muy maduras.

Preparamos una jarra y mezclamos el jugo del limón con la ciruela licuada, azúcar mascabado y agua.
Termina de llenar la jarra con más agua, dependiendo de su capacidad, yo usé una jarra de 2 litros.

Prueba para rectificar a tu gusto lo dulce, agrega hielo y listo!


9 de septiembre de 2016

Caponata


Como ya se habrán dado cuenta, soy fan de Buddy Valastro jaja, bueno no fan, me gustan mucho sus recetas pues la comida Italiana me encanta aparte que son sencillas pero no por eso dejan de ser deliciosas.
Me gusta más su programa de Kitchen Boss que la de la pastelería jeje así que esta receta la vi en un episodio y me encantó ya que la Caponata es preparada a base de berenjena, esta verdura la cual a veces no usamos tanto o desconocemos de qué manera emplearla en platillos.

Es una excelente botana que puedes ofrecer en una tarde con la familia o en reunión de amigas.

Puedes congelar porciones y tenerla lista para cualquier ocasión.


Una observación importante es que se animen a preparar la berenjena sin el clásico "tip" de salarla antes para "evitar" lo amargo pues esto no es verdad ya que yo la he usado directo y su sabor es el mismo, desde que me lo dijo mi tía Becky, así la he preparado así que con toda la confianza, usenla sin salar y se ahorran ese tiempo y ese paso.

Ingredientes:
1 berenjena mediana en cubos
1/2 cebolla picada
1 vara de apio picada
2 dientes de ajo picados
1/2 cucharadita de hojuelas de chile
1 lata de tomates enteros
1/4 taza de pasas gueras o blancas, opcional
2 cucharaditas de vinagre de manzana
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de alcaparras, enjuagadas y escurridas
2 cucharadas de piñones
1/3 taza de cilantro

Prepara un sartén con 1/4 taza de aceite de oliva y saltea la berenjena y una pizca de sal hasta que esté suave y dorada.  Reserva.


En el mismo sartén, agrega la cebolla, el apio y una pizca de sal y dora hasta que esté transparente.

Agrega ajo y las hojuelas de chile, mezcla y deja guisar por unos segundos más para que se incorporen los sabores.

Agrega los tomates de lata.

Agrega las alcaparras, pasas, piñones, azúcar y vinagre y mezcla para incorporar todo.

Agrega la berenjena que ya salteaste.

Y con la misma cuchara te ayudas a deshacer los tomates de lata.
Cocina a fuego bajo por unos 10 minutos más.

Sirve en rebanadas de baguette tostado