14 de septiembre de 2015

Crostata de Duraznos

Hace algunos días vi esta receta en el programa de Barefoot Contessa, la cual me pareció muy sencilla y práctica.   Un postre especial para regalar.

Mis papás tuvieron una abundante cosecha de duraznos en su casa así que pensé en preparar esta crostata o tarta pero con esos deliciosos duraznos sabiendo que el relleno saldría un poco acidito pues generalmente se prepara con duraznos grandes y de poco sabor que encontramos en el super.  Por mi parte, opté por estos duraznos caseros y lo mejor, orgánicos.


Ingredientes para la crostata:
1 taza de harina
2 cucharadas de azúcar
1/4 cucharadita de sal
1 barra de mantequilla fría y en cubos
2 cucharadas de agua fría
*leche para barnizar
*azúcar para decorar

Para el relleno:
20 duraznos aproximadamente, dependiendo de su tamaño y la cantidad que quieras agregar
1 cucharadita de vainilla
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de harina
2 cucharaditas de canela en polvo
Mermelada de chabacano para barnizar, opcional

Para empezar, ponemos todos los ingredientes de la crostata en un bowl, excepto el agua.
Con la ayuda de 2 cuchillos o un apastelador, deshacemos la mantequilla (que debe estar en cubos y muy fría) hasta que quede en pequeñas bolitas.  Después amasamos un poco y agregamos las dos cucharadas de agua, si queda chiclosa, agregar un poco más de harina.

Amasar hasta integrar todo perfectamente.

Envolver en kleen pack y dejar reposar 1 hora en el refrigerador.

Mientras tanto, pelar los duraznos y cortarlos en rebanadas.

Agregar los ingredientes del relleno, azúcar, canela, vainilla y harina, mezclar y reservar.

Después de haber reposado la masa.  Extendemos (no muy gruesa ni muy delgada, dependiendo el tamaño que uds. quieran) en superficie enharinada y acomodamos sobre una charola.

Agregamos la mezcla de duraznos en el centro de la base de nuestra crostata.

Una vez que terminamos con el relleno, vamos doblando las orillas hacia el centro, cubriendo parte del relleno (como se observa en la foto)

Barnizamos con mermelada de chabacano, opcional.  Yo usé esta delicia de Villa de Patos.

Barniza las orillas con un poco de leche y espolvorea con un poco de azúcar.  Hornea a 180o por 30 minutos o hasta que esté doradita.