22 de marzo de 2016

Roles de Canela estilo Cinnabon


Los que me conocen muy bien saben que no soy mucho de postres, panes y pasteles con excepción de unos cuantos que son de mis favoritos y que sí puedo hasta dobletear plato jeje

Los roles de canela son unos de mis favoritos aunque cabe aclarar que con sólo darle un par de mordidas y con eso tengo y sin tanto glaseado pero pregúntenle al resto de la familia que son los que disfrutan todo lo que preparo.

Ya había preparado varias recetas de roles de canela sin agradarme tanto con excepción de unos que forman parte del recetario en el blog.
Esta receta decía ser la copia de los tan conocidos y deliciosos Cinnabon jeje y la verdad para mí sí salen ricos, esponjositos y grandes ya que estos llevan levadura.  Lo que no me agradó tanto al menos para mí que no soy tan amante de lo dulzoso es el glaseado pero ya estaba hecho y con ese los bañé pero para la próxima preparo el glaseado tradicional, receta que también te adjunto para que optes por el que más te guste.


Ingredientes:
Para la masa:
2 1/4 cucharadita de levadura instantánea
1 taza de leche tibia
1/2 taza de azúcar
1/2 de taza ó 75 gr. de margarina a temperatura ambiente
1 cucharadita de sal
2 huevos
4 tazas de harina (necesitarás un poco más durante el amasado)

Para el relleno:
1 taza de azúcar mascabado
3 cucharadas de canela
1/3 de taza ó 75 gr. de margarina derretida


Para el glaseado:
6 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
1 1/2 taza de azúcar glass
1/4 taza ó 55 gr. de queso crema a temperatura ambiente
1/2 cucharadita de vainilla
1/8 cucharadita de sal

Glaseado tradicional:
1 taza de azúcar glass
1 cucharada de agua
1 cucharadita de vainilla transparente
5 gotitas de glicerina para glaseado (opcional)

En un bowl, coloca la leche tibia y la levadura, mezcla y deja reposar al menos 5 minutos para que esponje.

 En otro bowl, agregar harina, azúcar, huevos, margarina y sal.

 Empieza amasar hasta integrar todo y agrega la levadura ya esponjada y sigue amasando hasta que esté todo integrado.  Puede que la masa aún esté algo pegajosa así que puedes agregar un poco de harina hasta que se despegue de las manos.

Coloca la masa en un recipiente engrasado y déjalo reposar en un lugar tibio por 1 hora para que doble su tamaño.

(1 hora después)

Después de este tiempo, en una superficie enharinada, extendemos la masa formando un rectángulo de 30 x 20 cms. aprox. y con un grosor de 2 cms. aproximadamente.

Barnizamos la superficie con la mantequilla derretida.

Luego espolvoreamos el azúcar y la canela.

Enrollamos cuidadosamente empezando por el lado más largo.

 Cortamos con cuchillo o bien con un hilo pasándolo por abajo del rollo y entrelazar encima del mismo y jalando los extremos.  (a  mí me gustó más con esta ténica porque quedan parejitos).

 Corta cada rebanada de unos 5 cms. aprox. (yo los dejé un poco más gruesos), los acomodamos en una charola, tapamos con un trapo y dejamos reposar una vez más por 30 minutos más hasta que doble su tamaño.
Después de este tiempo horneamos a 200 grados por 20 minutos y que estén ligeramente doraditos.

Dejamos enfriar y mientras tanto preparamos el glaseado, mezclando todos los ingredientes hasta que estén bien integrados y con esto bañamos nuestros roles.
Ya sea que escojas el glaseado con mantequilla y queso crema o el tradicional de azúcar glass, agua y vainilla solamente.









No hay comentarios: