26 de septiembre de 2016

Mermelada de Ciruela



Y seguimos con el tema de las ciruelas, este fruto acidito y delicioso que pude aprovechar al 100% tanto en bebida como en esta mermelada que salió riquísima y que la usamos para untar sobre un pan de miel integral hecho en casa.


Como ya saben, en nuestra visita al rancho, pudimos cosechar este delicioso fruto y de tantas que trajimos, me puse a separarlas por su madurez y las aproveché para hacer limonada de ciruela y en este caso, esta deliciosa mermelada.  Las demás las refrigeré para que pudieran durar un poco más y no desperdiciar nada.

Nunca la había probado y me encantó.  Y mejor aún, son orgánicas, libres de pesticidas y demás... lo cual es muy importante para su sabor...

Algunas amigas tuvieron la oportunidad de probarla y les encantó, esa es mi mayor satisfacción cuando preparo algo.


Ingredientes:
2 1/2 tazas de ciruela roja o negra picadas
1/2 taza de azúcar mascabado

En una ollita colocamos las ciruelas picadas (yo las dejé en trozo mediano y como estaban muy maduras con tan sólo apretarlas salía el hueso y pude quitarles un poco de piel)

Agregamos la media taza de azúcar mascabado.  Generalmente se utiliza una taza para preparar mermelada pero ya me conocen, siempre le bajo a la cantidad de azúcar y salió perfecta pues entre más madura esté la ciruela se necesitará menos azúcar.  Les sugiero que la vayan probando, esto es a su gusto.

Dejamos a fuego medio mezclando de vez en cuando y cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y dejamos que suelte todo su jugo, dejamos hervir de 10 a 15 minutos mezclando ocasionalmente.

Yo no logré que espesara demasiado ya que estaban muy maduras y soltaron muuuucho su jugo y así me gustó pues no quise dejarla más tiempo para que no fuera amargarse.


Dejamos enfriar por completo para proceder a envasar.


Y disfrutarla en una rebanada de pan tostado.