23 de noviembre de 2015

Conchas, Pan Dulce


Como ya es costumbre en nuestro hogar, cada año, aprovechamos el día de asueto de la Revolución Mexicana que estamos juntos en casa y así decorar entre todos el pino de navidad y las luces exteriores.
Esta tradición heredada por mi hermana pues ella acostumbraba hacerlo en casa de mis papás cuando vivíamos aún con ellos.

En ese día, acostumbro preparar alguna merienda con café o chocolate caliente para cuando terminemos todos los arreglos de la casa.

Les he preparado algún pastelito y en repetidas ocasiones donas.

Desde ya hace algunos años había querido prepararles las riquísimas y tradicionales conchas que les encantan a mis hijos, sobre todo por su cobertura de azúcar.
Confieso que ya las había preparado pero me decepcioné del resultado ya que salieron muy pesadas.  Lamentablemente en algunos sitios se comparten recetas que no están probadas y ya no lo intenté con alguna receta diferente sino hasta que vi la receta con Pily del blog La Cocina Mexicana de Pily donde sé que son recetas 100% probadas pues ya desde hace años conozco virtualmente a Pily y he elaborado algunas de sus recetas.

Aunque no me quedaron tan lindas como las de Pily, sabían muy ricas y las prepararé de nuevo ya que se antojan en estas fechas.
Yo les dejé la cobertura muy gruesa pues les encanta a los niños pero se puede dejar delgada, como originalmente debe ser.  Algunas sí me salieron grandísimas y creo que para la próxima las pesaría en 50 gramos cada una.
Aún así no se quedaron pues la receta es buenísima.

Ingredientes:
1/2 kilo de harina (necesitarás más)
1 cucharada de leche en polvo (Nido)
4 huevos grandes
125 gr. de azúcar
2 cucharadas de levadura seca
120 gr. de mantequilla sin sal, suavizada
1/2 taza de agua tibia
Pizca de Sal

Costra:
2 barras de mantequilla sin sal
1 taza de harina
1 taza de azúcar glass
Un poco de cocoa en polvo si deseas prepararlas de chocolate

En un bowl, mezclamos la levadura con el agua tibia y dejamos reposar aproximadamente 5 minutos o hasta que esponje.
Con la harina forma un volcán y en el hueco agregamos los huevos y la levadura que ya esponjó.  Amasa poco a poco e incorpora la mantequilla, sal, azúcar y sigue amasando hasta incorporar todos los ingredientes.  Agrega la leche en polvo y sigue amasando e incorporando poco a poco más harina hasta que ya no esté pegajosa y la masa se desprenda de las manos hasta obtener una masa elástica y tersa.

Unta la masa con un poco de aceite para que no se peque al tazón donde la dejarás reposar en un lugar calientito y tapada por 4 horas o hasta 8 horas (yo la dejé todo este tiempo)

Mientras tanto, prepara la costra mezclando los ingredientes y amasando.  Yo fui agregando más harina y más azúcar en cantidades iguales hasta obtener una masita con la consistencia de plastilina.

Después que haya reposado la masa, la ponchamos y formamos bolitas de 60 gramos aproximadamente o si no, al tanteo pero que todas sean del mismo tamaño.

 Colócalas en una charola previamente engrasada y con papel encerado un poco separadas pues las vas a dejar reposar para que doblen su volumen.  Aplana cada bolita para que tomen forma de lo contrario, saldrán como bollos.

Prepara la costra que cubrirá cada concha.  Yo formé bolitas con las manos y las aplasté para luego cubrir cada concha.  *Arriba dejé el link de la receta original donde Pily muestra la manera de hacerlo con tortillera, lo cual es muy práctico y que pienso hacerlo así para la siguiente.


Cubre cada concha con la costra y dale la figura con un molde especial para esto que puedes conseguir en tiendas de materias primas o bien con un cuchillo.

Tapa las charolas con un toalla de cocina y deja reposar por 2 horas más para que doblen su volumen.

Precalienta el horno a 150o 30 minutos antes de que se completen las 2 horas de reposo y justo a las 2 horas mete las charolas al horno.

Hornea de 20 a 25 minutos o si ves que la base ya está doradita.
Disfrútalas con un rico chocolate caliente o café.



Y este fue el resultado final en la decoración de nuestro pinito de Navidad.